Una verdadera joya

El estreno comercial en Guadalajara de La postura del hijo (2013) merece una celebración aparte. No sólo porque obtuvo el Oso de oro y el premio de la crítica en Berlín, sino porque es una verdadera joya.

Childs_Pose

La historia

Cuando su hijo atropella y mata con su automóvil a un niño en la carretera, la madre se da a la tarea de mover sus influencias y manipular los hechos para aligerar las consecuencias del percance. Ella quiere aprovechar la ocasión para volver a ganarse al hijo, pero su ayuda no es bien recibida por él, quien tiene añejos conflictos con su progenitora y además enfrenta una crisis conyugal.

El estilo

Calin Peter Netzer concibe un acercamiento realista -no muy lejano de un tratamiento documental- que es pertinente para exhibir por igual la opulencia de la burguesía y la carestía del proletariado. Con una cámara en constante movimiento y en mano y una iluminación que respeta las fuentes naturales, transmite el nerviosismo presente en la tortuosa relación entre madre e hijo y las tensiones sociales.

 

La crítica

Es ésta la primera cinta rumana que da protagonismo a la burguesía. Ésta goza de privilegios y manipula a conveniencia las instituciones (como sucede por acá, pues). El proletariado es víctima de injusticias habituales. Mas Netzer concentra lo más ácido en la relación entre la madre entremetida y el hijo blandengue, lo que él califica como “un conflicto neurótico entre lo racional y lo irracional”.

Calin Peter Netzer

La postura del hijo es el tercer largometraje del realizador rumano. Su ópera prima, Maria (2003), sigue las miserias de la mujer del título, quien es madre de siete hijos y vive en la precariedad. Medalia de onoare (2009), su segundo largo, recoge las vicisitudes de un anciano que recibe una medalla por sus acciones en la segunda guerra mundial. Con ella busca recuperar el respeto de su familia.

Una cinematografía fascinante… y exitosa

El cine rumano explora con lucidez y rigor el statu quo. Su congruencia y vigor han sido reconocidos en diversos festivales. En Cannes es donde mejores resultados ha obtenido: La muerte del señor Lazarescu (2005) de Cristi Puiu se llevó el premio Una cierta mirada; Cristian Mungiu ganó la Palma de oro con 4 meses, 3 semanas, 2 días (2007) y Corneliu Porumboiu la Cámara de oro con 12:08 al este de Bucarest (2006).

 

Texto publicado en el suplemento Primera Fila del periódico Mural el 26 de septiembre de 2014

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Highslide for Wordpress Plugin