Un gran dinosaurio no es tan grande

¿Cómo habría evolucionado la vida en la Tierra si el famoso asteroide que la impactó hace 65 millones de años y provocó la extinción de los dinosaurios –según reza una hipótesis no menos famosa– hubiera seguido de largo? Un gran dinosaurio (The Good Dinosaur, 2015), la más reciente entrega de Pixar, parte de dicha especulación. El resultado tiene su gracia, pero de cara a los altos estándares del estudio no alcanza proporciones históricas.

the-good-dinosaur 3

Un gran dinosaurio es el primer largometraje como realizador de Peter Sohn, quien ha estado involucrado en la animación de títulos emblemáticos de Pixar y escribió y dirigió el cortometraje Parcialmente nublado (Partly Cloudy, 2009). En su cinta debut acompaña a una familia de dinosaurios campesinos: papá, mamá, dos hermanos y una hermana. En particular sigue las vicisitudes de Arlo, que fue el último en nacer y es débil y cobarde. Su padre, con el afán de animarlo a que supere su miedo, lo conduce más allá de lo conocido por él. En adelante, sin buscarlo, el joven se involucra en una aventura que le ayudará a explotar su potencial y a encontrar su lugar en el mundo.

Fiel a los estándares de Pixar, Sohn entrega una cinta visualmente fascinante, con un colorido espectacular y un movimiento a medio camino entre la fantasía y el realismo, el cual es subrayado por la utilización de escenarios naturales como base para los fondos, que de hecho parecen reales y hacen que la naturaleza cobre protagonismo. Este marco formal apoya una historia de corte familiar que remite a El rey león (The Lion King, 1994) y Buscando a Nemo (Finding Nemo, 2003); pero también a Dinosaurio (Dinosaur, 2000) –por la mezcla de fondos de apariencia real y animación– y la saga de Pie pequeño (o Piecito), que inauguró Pie pequeño en busca del valle encantado (The Land Before Time, 1988). Mención aparte merece el ánimo didáctico que muestra la cinta, que es suave –dulce, incluso– con los espectadores más pequeños, quienes han de contarse como parte del target principal: son expuestos, sin dramatismo excesivo, a asuntos como la muerte, el duelo y el desprendimiento, temas que comprenden y asimilan de buena manera porque están diseñados “a su medida”. Pero también hace ver que la belleza aparece cuando se consigue atemperar el miedo. En la ruta hay algunas dosis de humor que celebran chicos y grandes e invita a la comprensión y el respeto de otros seres vivos, que por más que parezcan mascotas –y aquí aparece un humanito que es como un perrito– tienen su propia “familia” (de hecho la historia parte de una inversión: el dinosaurio hace las veces del humano y el niño es la mascota).

dinosaur

Por lo demás, Un gran dinosaurio recicla una serie de lugares comunes, personajes y etapas del cine familiar y del viaje del héroe (por no hablar de la antropomorfización de diversas faunas, tan del gusto de Disney). En sí esto no es grave; pero como la película es de Pixar, un estudio que nos tiene “mal acostumbrados” a propuestas que abordan lo ordinario con originalidad y exploran aristas de la vida cotidiana con una frescura y una amplitud poco frecuente en el cine convencional, cabía esperar más, mucho más. Así, el adjetivo del título en español le queda grande (porque sin ser una obra ordinaria tampoco es una gran película). Me temo que la asociación de Pixar con Disney no está resultando del todo positiva –en lo artístico, subrayo; en lo económico otro dinosaurio les canta–, pues parece que comienza a privilegiarse lo cuantitativo sobre lo cualitativo (como hace suponer el lanzamiento de dos películas el mismo año). Repito, el reproche es porque se trata de Pixar y tenemos un gran referente del pasado inmediato, verbigracia Intensa Mente (Inside Out, 2015).

Un corto autobiográfico y osado

Para no variar, y continuando con una sana costumbre de Pixar, el largo es antecedido por un cortometraje: Sanjay: el súper equipo (Sanjay’s Super Team, 2015), escrito y dirigido por Sanjay Patel. Éste recoge anécdotas autobiográficas y propone la conciliación entre un padre y su hijo, que se distancian por sus diferentes intereses: el primero busca rendir culto a sus dioses; el segundo quiere ver a sus súper héroes en la televisión. El proceso tiene sus dosis de osadía al proponer una convivencia entre religión y épica que puede ir más allá de la ortodoxia y, aventuro, pudiera resultar ofensiva para los creyentes. No me imagino un corto como éste que tuviera como personajes a Jesús o Mahoma; no quiero imaginarme las reacciones fanáticas (de hecho no habría que hacerlo, tristemente la realidad provee).

"Sanjay's Super Team" Comes to the Con — Director Sanjay Patel and producer Nicole Grindle are taking Pixar Animation Studios' new short to San Diego's Comic-Con International next month for its North American premiere and a peek behind the scenes of the production process. The Super Story Behind the Pixar Short "Sanjay's Super Team," slated for Thurs., July 9 at 11 a.m. in the Indigo Ballroom, Hilton Bayfront, reveals the unique inspiration for this incredibly personal film that features superheroes like never before. The short debuts in U.S. theaters in front of Disney-Pixar's "The Good Dinosaur" on Nov. 25, 2015.

Sobre las técnicas de animación:

20151001TheGoodDinosaurLongLeadPressDay25-700x467

http://www.pixarpost.com/2015/10/behind-the-scenes-good-dinosaur.html

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Highslide for Wordpress Plugin