La asesina : los prodigios de una puesta en escena y una narrativa atípicas

La asesina (Nie yin niang, 2015), la más reciente entrega del taiwanés Hou Hsiao-Hsien, es una película que me provocó emociones fuertes y distantes: entre la fascinación por la extraordinaria belleza de las imágenes y los sonidos y la frustración por las dificultades para armar de forma coherente la historia. En más de un sentido, justo es anticipar, es una película excepcional.

Después de ocho años de silencio Hsiao-Hsien (Milennium Mambo) vuelve con una cinta que cabe en los terrenos del wu xia, género donde se ubican, para los chinos y de acuerdo al cineasta, los “relatos de acción” (recordemos las célebres El tigre y el dragón de Ang Lee y Héroe de Zhang Yimou). La asesina se inspira en el relato de Nie Yinniang perteneciente al género chuanqi, caracterizado por sus “historias muy cortas contadas en un estilo telegráfico”. El argumento se ubica en el siglo VIII, en el período de la dinastía Tang, y acompaña a Nie Yinniang (Qi Shu), quien ha sido entrenada en las artes marciales por una monja para ser asesina. Un día se niega a matar a un gobernador que convivía con su hijo y, dado que antepone sus sentimientos a sus preceptos, es regresada con su madre a Weibo, región que ha sabido mantenerse ajena al dominio del emperador. Llega con la encomienda de matar a Tian Ji’an (Chen Chang), el actual líder político. Por allá descubrimos algunas intrigas que tienen que ver con el poder y otras con la intimidad, pero también se revela el pasado de la asesina.

asesina-3

 

Hsiao-Hsien entrega una puesta en escena exquisita, en verdad memorable (un verdadero portento): luz, vestuarios, escenarios y maquillajes despliegan abundantes maravillas. El oriental da libertad a sus actores y deja amplios espacios para la improvisación; además, para la realización se buscaron poblados que conservan la arquitectura ancestral y esto aporta una autenticidad palpable. El prólogo es registrado en un blanco y negro de alto contraste (en formato 4:3) y el resto en color (en un formato similar; con una escena en 1.85:1) con una paleta cálida. Todo se filmó con película de 35mm. y queda claro que no es un capricho oportunista ni una nostalgia vacía sino un factor imprescindible para conseguir texturas que dan mayor emotividad a lo expuesto, aun en planos abiertos. Si bien hay algunos pasajes en los que la acción predomina, son captados con cierto distanciamiento y pasan fugazmente. El ánimo contemplativo que instala el cineasta, que pasa por planos abiertos y un ritmo provechosamente lento, ayuda de buena manera a hacer de la cinta una especie de visita a una galería, una visita exquisita, reitero. El ojo tiene numerosos pretextos para la sorpresa y el goce. A ello habría que sumar la belleza de una banda sonora en la que conviven músicas de instrumentos de percusión y ambientes que se convierten en atmósferas (es como si escucháramos la respiración de los prodigiosos paisajes).

hou3

La asesina avanza por medio de una narrativa atípica y poco amable con el espectador. Porque si bien todo transcurre de acuerdo a la causalidad, no es tan sencillo hacer el nexo entre causa y efecto y se ofrecen pocas explicaciones para dar coherencia a lo que sucede. Algunas lagunas se llenan en el último tercio de la cinta, pero una segunda visión resulta esclarecedora en este terreno. Más allá de la posible incomprensión, se abordan asuntos que cobran vigencia. El cineasta asegura que no buscaba hacer comentarios sobre la relación de Taiwán con la China continental, sin embargo el clamor de libertad de Weibo sugiere más de un apunte al respecto. La política es un asunto de conveniencias que al final pasan la factura, pero es el individuo el que cobra protagonismo, particularmente en la adversidad: acaso lo más valioso de la cinta está en la libertad de la mujer, que, en un gesto de rebeldía y humildad, es capaz de ir contra los designios de sus mayores y trazar su propio destino.

Hsiao-Hsien muestra cómo la forma también cuenta; por su labor fue recompensado con el premio a mejor director en Cannes.

 

Un link y una tabla que ayudan a tener claridad

La Historia y la historia:

http://mikefahey.blogspot.mx/2015/09/cheat-sheet-for-hou-hsiao-hsiens.html

 

tabla-asesina

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Highslide for Wordpress Plugin