El lado oscuro de la Gloria

Escrita por Sabina Berman y dirigida por el debutante Christian Keller, Gloria (2014) alterna los inicios de Gloria Trevi, cuando conoció a Sergio Andrade -su futuro mánager, entre otras cosas- con el escándalo que protagonizó años después, cuando fue acusada de proxenetismo.

GLORIA_4645-860x578

Lo expuesto es más o menos conocido, no obstante Gloria transita con fortuna por el cine biográfico. Si no hace mayores revelaciones sobre lo que vivió este ídolo juvenil e icono del kitsch, sí lo hace sobre el por qué: ilumina el lado oscuro de la Trevi, el enamoramiento que la hizo soportar constantes vejaciones, la patología que la hizo ser víctima y cómplice de Andrade, quien vivía rodeado de un “harén” de niñas-madres. Y si hemos de creer que las canciones que escribió fueron inspiradas por el susodicho, entonces de pasada se ventilan los resortes ocultos de la inspiración artística: el síndrome de Estocolmo como musa. Keller exhibe la dependencia, el sometimiento y lo convencional de un personaje que se quería independiente, rebelde e irreverente. También muestra la ridiculez y mezquindad de conocidas personalidades de la TV mexicana, que se magnifica en el cine y a la distancia.

Gloria trae a la memoria el melodrama de Las razones del corazón (2011) de Arturo Ripstein, cuya protagonista se pierde por su deseo irrefrenable. Keller mesura la sordidez y se diría que aligera la abyección, sin embargo se entiende la oposición de Gloria Trevi a la película: Gloria puede ser un espejo insoportable.

Texto publicado en la revista Top Cinema en enero de 2015.

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Highslide for Wordpress Plugin